Venta de plantas de pistachos en Córdoba

transparente

venta-de-plantas-de-pistachos-en-cordoba

transparente

venta-de-plantas-de-pistachos-en-cordoba

EL PISTACHO EN CÓRDOBA

EL Pistacho en Córdoba. El árbol del Pistacho, llamado también Alfóncigo Moderno o Pistacia vera, fue plantado por primera vez en Asia occidental. Su cultivo se extendió al mundo mediterráneo pasando por Irán Central, donde ha sido durante años, el mayor productor de este fruto. Según algunos manuscritos, se sabe que en la época romana, en la Península Ibérica ya se consumían los pistachos, pero ha sido más en la actualidad cuando se ha comenzado a extender su cultivo en Córdoba, ya que las condiciones meteorológicas son propicias para su cultivo.

Se trata de un árbol que aguanta muy bien las condiciones climatológicas de Córdoba, pueden soportar una oscilación de temperatura que va desde los menos diez grados hasta los cuarenta grados. Donde no se desarrollan bien es en suelos muy húmedos, ya que sus raíces corren el riesgo de pudrirse.

Entre los principales beneficios que el pistacho cordobés aporta al ser humano están la mejora la vida sexual, la función orgásmica y el deseo sexual. También  reduce el riesgo de sufrir enfermedades del corazón. Los cordobeses estamos agradecidos a este fruto seco. Es el mejor fruto seco contra la diabetes y ayuda a controlar el peso y reduce la tendencia a la obesidad, favorecen la vista, mejoran y regulan el tránsito intestinal y  mantienen los dientes fuertes, es decir, son todo ventajas las que este delicioso fruto seco aporta al ser humano y actualmente, no hay que recurrir a traerlo de otros países, ya que en la provincia de Córdoba cada vez son más los agricultores que deciden dedicarse a estas plantaciones.

En la provincia de Córdoba se ha podido comprobar  que la comarca del Guadiato es propicia para este cultivo por sus características climáticas, ya que se registran entre 1.300 y 1.500 horas de frío al año, que es lo que requiere el pistachero, árbol del que se extrae este fruto seco. Además, servirá para diversificar la actividad agraria de la zona, ahora excesivamente centrada en el cereal y con muy poca presencia del olivar.

Entre las ventajas que tiene el cultivo del pistacho en tierras cordobesas, están la de la mano de obra que genera, pues si bien no necesita muchos trabajadores en la recolección, estos sí son necesarios en el cuidado del árbol, en tareas tales como la poda. En el mercado de la agricultura de Córdoba, otro aspecto positivo a tener en cuenta es el de los márgenes que deja, que son mayores que los de otro tipo de productos, como por ejemplo el aceite. Además, para plantar pistacheros no se requiere una extensión de terreno excesivamente grande (en este caso igual que el olivar), siendo recomendable que sea de riego, para poder intensificar la producción. Otra cosa que debemos tener en cuenta, y más los agricultores cordobeses es que el árbol del pistacho empieza a dar fruto, aproximadamente, a los cinco años.

Contactar

transparente

transparente

Formulario de compra

­